San josemaria

download San josemaria

of 19

  • date post

    24-Jul-2016
  • Category

    Documents

  • view

    222
  • download

    0

Embed Size (px)

description

 

Transcript of San josemaria

  • Por: Haider Andres Acosta Gaviria

  • BI0GRAFIA DE SAN JOSE MARIA

    San Josemara Escriv nace en 1902 en

    Barbastro, Espaa. Es el segundo de seis

    hermanos. Aprende de sus padres y en la

    escuela los fundamentos de la fe e incor-

    pora tempranamente a su vida costum-

    bres cristianas como la confesin y la co-

    munin frecuentes, el rezo del Rosario y

    la limosna. La muerte de tres hermanas

    pequeas y la ruina econmica familiar le

    hacen conocer muy pronto la desgracia y

    el dolor: esta experiencia templa su carc-

    ter, de un natural alegre y expansivo, y le

    hace madurar. En 1915 la familia se tras-

    lada a Logroo, donde su padre ha encon-

    trado un nuevo trabajo.

  • Comienza sus estudios eclesisticos en

    Logroo, y en 1920 se incorpora al semi-

    nario diocesano de Zaragoza, en cuya

    Universidad Pontificia completa su forma-

    cin previa al sacerdocio. En Zaragoza

    cursa tambin -por sugerencia de su pa-

    dre y con permiso de los superiores- los

    estudios universitarios de Derecho.

    En 1925 recibe el sacramento del Orden y

    comienza a desarrollar su ministerio pas-

    toral, con el que, a partir de entonces, se

    identifica su existencia. Ya sacerdote, si-

    gue a la espera de la luz definitiva sobre

    lo que Dios quiere de l.

  • En 1927 se traslada a Madrid para obtener el

    doctorado

    en Derecho.

    Le acompa-

    an su ma-

    dre, su her-

    mana y su

    hermano,

    pues desde

    el falleci-

    miento de

    su padre, en 1924, Josemara es el cabeza de

    familia.

  • En Madrid, el 2 de octubre de 1928, durante un retiro

    espiritual, Dios le hace ver la misin a la que lo ha

    destinado: ese da nace el Opus Dei. La misin espe-

    cfica del Opus Dei es promover entre hombres y mu-

    jeres de todos los mbitos de la sociedad un compro-

    miso personal de seguimiento de Cristo, de amor a

    Dios y al prjimo y de bsqueda de la santidad en la

    vida cotidiana. Desde 1928, Josemara Escriv se en-

    trega en cuerpo y alma al cumplimiento de la misin

    fundacional que ha recibido, aunque no por eso se

    considera un innovador ni un reformador, pues est

    convencido de que Jesucristo es la eterna novedad y

    de que el Espritu Santo rejuvenece continuamente la

    Iglesia, a cuyo servicio ha suscitado Dios el Opus Dei.

  • En la literatura espiritual, Josemara Escri-

    v t es conocido por otros ttulos como

    "Santo Rosario", "Es Cristo que pasa",

    "Amigos de Dios", "Via Crucis", "Surco" o

    "Forja". La guerra civil espaola (1936-

    1939) supondr un serio obstculo para la

    naciente fundacin. Son aos de sufri-

    miento para la Iglesia, marcados, en mu-

    chos casos, por la persecucin religiosa,

    de la que el fundador del Opus Dei slo

    despus de numerosas penalidades con-

    seguir salir indemne.

  • En 1943, por una nueva gracia fundacional

    que Josemara Escriv recibe durante la cele-

    bracin de la Misa, nace la Sociedad Sacer-

    dotal de la Santa Cruz, en la que se incardi-

    nan sacerdotes que proceden de los fieles lai-

    cos del Opus Dei. La plena pertenencia de

    fieles laicos y de sacerdotes al Opus Dei, as

    como la orgnica cooperacin de unos y

    otros en sus apostolados, es un rasgo propio

    del carisma fundacional del Opus Dei que la

    Iglesia ha confirmado al determinar su espe-

    cfica configuracin jurdica. La Sociedad Sa-

    cerdotal de la Santa Cruz desarrolla tambin,

    en plena sintona con los Pastores de las

    Iglesias locales, actividades de formacin es-

    piritual para sacerdotes diocesanos y candi-

    datos al sacerdocio.

  • Su misin tiene raz y alcance universales, Jo-

    semara Escriv se traslada a Roma en 1946,

    apenas concluida la guerra mundial.

  • Entre ese ao y 1950, el Opus Dei recibe

    varias aprobaciones pontificias con las

    que quedan corroborados sus elementos

    fundacionales especficos: su finalidad so-

    brenatural, cifrada en difundir el mensaje

    cristiano de la santificacin de la vida co-

    rriente; su misin de servicio al Romano

    Pontfice, a la Iglesia universal y a las

    Iglesias locales; su carcter universal; la

    secularidad; el respeto de la libertad y la

    responsabilidad personales y del pluralis-

    mo en temas polticos, sociales, cultura-

    les, etc. Desde Roma, por directo impulso

    del fundador, el Opus Dei ir extendindo-

    se paulatinamente a treinta pases de los

    cinco continentes entre 1946 y 1975.

  • En la dcada de los 50, Josemara Escriv

    alienta la puesta en marcha de proyectos muy

    variados: escuelas de formacin profesional,

    centros de capacitacin para campesinos, uni-

    versidades, colegios, hospitales y dispensarios

    mdicos, etc. Estas actividades, fruto de la ini-

    ciativa de fieles cristianos corrientes que

    desean atender, con mentalidad laical y senti-

    do profesional, las concretas necesidades de

    un determinado lugar, estn abiertas a perso-

    nas de todas las razas, religiones y condiciones

    sociales: la clara identidad cristiana de las ini-

    ciativas promovidas por los fieles del Opus

    Dei, en efecto, se compagina con un profundo

    respeto a la libertad de las conciencias.

  • A partir de 1948 pueden pertenecer al Opus

    Dei, a pleno ttulo, personas casadas que bus-

    can la santi-

    dad en su

    propio esta-

    do.

    En 1950, la

    Santa Sede

    aprueba

    tambin

    que sean admitidos como cooperadores y ayu-

    den en las labores del Opus Dei hombres y

    mujeres no catlicos y no cristianos: ortodo-

    xos, luteranos, hebreos, musulmanes, etc.

  • Durante el Concilio Vaticano II (1962-1965), el

    fundador del Opus Dei mantiene una relacin

    intensa y fraterna con numerosos Padres con-

    ciliares.

    Objeto de sus frecuentes conversaciones son

    algunos de los temas que constituyen el n-

    cleo del magisterio conciliar, como por ejem-

    plo la doctrina sobre la llamada universal a la

    santidad o sobre la funcin de los laicos en la

    misin de la Iglesia. Profundamente identifica-

    do con la doctrina del Vaticano II, Josemara

    Escriv promover diligentemente su puesta

    en prctica a travs de las actividades formati-

    vas del Opus Dei en todo el mundo.

    Entre 1970 y 1975, su empeo evangelizador

    le mueve a emprender viajes de catequesis

    por Europa y Amrica.

  • Fallece en Roma el 26 de junio de 1975.

    Lloran su muerte miles de personas que

    se han acercado a Cristo y a la Iglesia

    gracias a su labor sacerdotal, a su ejem-

    plo y a sus escritos. Un gran nmero de

    fieles se encomiendan desde ese da a su

    intercesin y piden su elevacin a los alta-

    res.

  • El 6 de octubre de 2002, ms de 400.000

    personas asisten en la plaza de san Pedro a

    la canonizacin de Josemara Escriv. En la

    homila, Juan Pablo II seal que el nuevo

    santo comprendi ms claramente que la

    misin de los bautizados consiste en elevar

    la Cruz de Cristo sobre toda realidad huma-

    na, y sinti surgir de su interior la apasio-

    nante llamada a evangelizar todos los am-

    bientes.

    El Papa anim a los peregrinos llegados des-

    de los cinco continentes a seguir sus huellas.

  • "Difundid en la sociedad, sin distincin de raza,

    clase, cultura o edad, la conciencia de que to-

    dos estamos llamados a la santidad. Esforzaos

    por ser santos vosotros mismos en primer lu-

    gar, cultivando un estilo evanglico de humil-

    dad y servicio, de abandono en la Providencia

    y de escucha constante de la voz del Espritu".

  • En memoria de

    San Josemara

    Escriv